POR QUIEN VOTARA EN LAS ELECCIONES DOMINICANA 2016?

LAS HEREJÍAS DE JUAN PABLO II, parte I.



Juan Pablo II enseñó la salvación universal, esto es, que todos los hombres se salvan.

La única dificultad en la discusión de las herejías de Juan Pablo II es decidirse por dónde empezar. Sus herejías son tan numerosas que uno se queda casi abrumado al decidir por dónde partir. Un buen punto de inicio es con su constante enseñanza sobre la SALVACIÓN UNIVERSAL. La idea de que todos los hombres se salvan es contraria a las claras palabras del Evangelio  de Jesucristo.

Sin embargo, Juan Pablo II sostuvo y enseñó que en la Encarnación, el Hijo de Dios se unió con cada hombre en una unión inquebrantable, lo que hace imposible, según él, que alguien vaya al infierno. Juan Pablo II enseñó explícitamente que esta unión entre Cristo y cada hombre dura eternamente.

Sin embargo, Juan Pablo II sostuvo y enseñó que en la Encarnación, el Hijo de Dios se unió con cada hombre en una unión inquebrantable, lo que hace imposible, según él, que alguien vaya al infierno. Juan Pablo II enseñó explícitamente que esta unión entre Cristo y cada hombre dura eternamente.

Juan Pablo II, Redemptor hominis, # 13, 4 de marzo de 1979: “Se trata de «cada» hombre, porque cada uno ha sido comprendido en el misterio de la Redención y con cada uno se ha unido Cristo, para siempre, por medio de este ministerio”

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 4, 7 de diciembre de 1990: “En el hecho de la Redención está la salvación de todos, „porque cada uno ha sido comprendido en el misterio de la Redención y con cada uno Cristo se ha unido, para siempre, por medio de este misterio‟”

Juan Pablo II, Centecimus annus, # 53, 1991: “No se trata del hombre abstracto, sino del hombre real, concreto e histórico: se trata de cada hombre, porque a cada uno llega el misterio de la redención, y con cada uno se ha unido Cristo para siempre a través de este misterio”.

Nótese la palabra “para siempre” en las tres citas. Sí, en tres diferentes encíclicas, Juan Pablo II afirma sin rodeos que cada hombre se une con Cristo para siempre. Esto significa que todos los hombres se salvan. El infierno es la separación eterna de Dios, pero nadie se separa nunca de Dios según Juan Pablo II. Todos están unidos con Dios para siempre. Esto es la salvación universal.

Hay muchas otras citas que se podrían presentar para demostrar que Juan Pablo II enseñó que todos los hombres se salvan. Por ejemplo, en 1985, Juan Pablo II explicó cómo la sangre redentora de Cristo no está sólo disponible para todos (lo que es cierto), sino que en realidad llega a todos y salva a todos.

Juan Pablo II, Homilía, 6 de junio de 1985: “La eucaristía es el sacramento de la alianza del cuerpo y sangre de Cristo, de la alianza que es eterna. Esta es la alianza que incluye a todos. Esta sangre llega a todos y a todos salva”

Juan Pablo II, Homilía, 27 de abril de 1980: “… Jesús nos hace, en sí mismo, una vez más hijos de su Padre eterno. Él obtiene, de una vez por todas, la salvación del hombre: de cada hombre y de todos…”

CON UNA DOCTRINA COMO ESTA, ¿quién no sería amado por el mundo? Juan Pablo II apeló a y fue amado por las masas, porque él aceptaba la religión de todos y enseñaba que todo el mundo estaba unido con Cristo sin importar en que CREYERA o HICIERA.... (contradiciendo la palabra de Dios), pero sin embargo;

El evangelio de SAN JUAN. cap. 1 versículo 11-13 dice: "a lo suyo vino, pero los suyos no lo recibieron, mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios". SAN JUAN Cap. 3, V.36 dice: "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que se niega a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él". SAN JUAN Cap. 10, V.22-28  Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. era invierno, y Jesús andaba en el Templo por el pórtico de Salomón. lo rodearon los judíos y le dijeron: hasta cuando nos tendrás en suspenso? Si tu eres el Cristo, dínoslo abiertamente. Jesús respondió: -Os lo he dicho, y no creéis. las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mi; pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.

Juan Pablo II enseñó que el Espíritu Santo es el responsable de las religiones no cristianas.

Además de ser una HEREJÍA, es una BLASFEMIA!!!, la biblia dice en la primera carta del apóstol Juan, en el capítulo 1 versículos 5-7 "Pues este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos a vosotros: QUE DIOS ES LUZ, Y NO HAY NINGUNAS TINIEBLAS EN ÉL. Si nosotros dijéremos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no hacemos la verdad. Mas si andamos en la luz, como Él está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús Cristo su Hijo nos purifica de todo pecado."

Lo que Juan Pablo II enseñó sobre el Espíritu Santo es tan blasfemo y herético que podría decirse que es su peor herejía.

Juan Pablo II, Redemptor hominis, # 6, 4 de marzo de 1979: “¿No sucede quizá a veces que la creencia firme de los seguidores de las religiones no cristianas, —creencia que es efecto también del Espíritu de verdad, que actúa más allá de los confines visibles del Cuerpo Místico…”. Ésta es una increíble blasfemia contra Dios.

Salmos, 95, 5: “Todos los dioses de los gentiles son demonios…”.

1 Corintios, 10, 20: “Antes bien, digo que lo que sacrifican los gentiles, a los demonios y no a Dios lo sacrifican. Y no quiero yo que vosotros tengáis parte con los demonios”.

Puesto que Juan Pablo II enseñó que la creencia de esas religiones es el resultado del Espíritu de Verdad, esa es la razón de que él repetidamente elogiara, promoviera y incluso rezara con los miembros y líderes de las religiones no cristianas. (Pero sin embargo, estos hábitos y actos idolátricos de Juan Pablo II no murieron con él, hace unos pocos meses se vio al papa Benedicto XVI en una cumbre ecuménica que los líderes de la iglesia católica apostólica romana organizaron en El Vaticano, orando por la paz mundial con múltiples líderes de las religiones paganas de todo el mundo.)

Usted dirá, y que tiene de malo orar con otras religiones?. bueno amigo mío la biblia es clara, 1 TIMOTEO capítulo 2 versículos 5-6  -Pues hay un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo-. (1 CORINTIOS capítulo 8 versículos 5-6 "Aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo o en la tierra -como hay muchos dioses y muchos señores-, para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y para quien nosotros existimos; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual han sido creadas todas las cosas y por quien nosotros también existimos." ). Para evitar caer en el engaño de Satanás, la recomendación que le hace la biblia a las personas es que Salgan de Esa Institución Religiosa "Iglesia Católica Apostólica Romana", porque sino seguiran enrredados en sus falsas doctrinas antibiblicas.

 
Juan Pablo II con animista africano (brujo),

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 29, 7 de diciembre de 1990: ―La relación de la Iglesia con las demás religiones está guiada por un doble respeto: „Respeto por el hombre en su búsqueda de respuesta a las preguntas más profundas de la vida, y respeto por la acción del Espíritu en el hombre‟

Aquí Juan Pablo II dice que el respeto por las religiones no cristianas está dictado por el respeto de la acción del Espíritu en el hombre. Esto significa claramente que el Espíritu es el responsable de esas religiones no cristianas, lo que significa, una vez más, que el Espíritu Santo es comprendido como el espíritu de la mentira: Satanás.

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 56, 7 de diciembre de 1990: ―Las otras religiones constituyen un desafío positivo para la Iglesia de hoy; en efecto, la estimulan tanto a descubrir y a conocer los signos de la presencia de Cristo y de la acción del Espíritu”.

Juan Pablo II afirma que las otras religiones nos estimulan a descubrir la presencia y la acción del Espíritu. Esto significa que las religiones no cristianas son obra del Espíritu – el Espíritu Santo – lo que es igualar una vez más el Espíritu de verdad con el espíritu de mentira: Satanás.

Juan Pablo II enseñó y practicó por completo el indiferentismo religioso.

Juan Pablo II, Discurso en el aeropuerto en Corea, 3 de mayo de 1984: ―Vuestro orgulloso y tenaz pueblo, (…) que ha producido estupendos frutos en el arte, la religión y la vida humana. Vuestros antepasados abrazaron esos abrumadores mundos espirituales como el confucionismo y el budismo, haciéndolos, a pesar de todo, verdaderamente vuestros, intensificándolos, viviéndolos e incluso trasmitiéndolos a otros. Wonhyo y Sosan (…) expresan elocuentemente esta hazaña”.

La palabra “hazaña” significa un acto extraordinario. De manera que Juan Pablo II dice que las falsas religiones del budismo y el confucionismo son frutos espléndidos de la religión, y que fue un acto extraordinario que los coreanos trasmitieran a los demás esas religiones de Satanás.